Beaphar Gato maúlla mucho

¿Tu gato maúlla mucho? ¡Puedes hacer esto!

¿Tu gato maúlla mucho y te vuelve loco? Por desgracia, algunos gatos pueden maullar mucho o de repente cuando estás durmiendo. Pero, ¿por qué lo hacen? Los maullidos pueden tener varias causas. Te listamos las causas más comunes y estamos encantados de brindarte algunos consejos sobre cómo abordar este comportamiento. 

5 razones por las que tu gato maúlla mucho y qué puedes hacer al respecto:

  1. A algunos gatos simplemente les gusta charlar.
    Puede que no lo supieras, pero hay razas de gatos que maúllan más que otras. Si tienes un siamés u otra raza de gato oriental, desafortunadamente es más natural. Son parlanchines que pueden maullar bastante fuerte. ¿Tu gato maúlla mucho? No reacciones demasiado, ya que eso puede estimular aún más el maullido.  
     
  2. Tu gato maúlla mucho por una causa médica
    Tu gato puede maullar más de repente porque tiene dolor y quiere decirlo. Por lo tanto, es bueno ir al veterinario para descartar una causa médica.  Si tienes un gato anciano, es posible que tu gato también empiece a maullar porque pierde la orientación debido a la sordera, la mala visión o la aparición de demencia. 
  3. Tu gata está en celo y busca un macho
    Si tienes un gato que no ha sido esterilizado, las hormonas también pueden ser la causa de los maullidos frecuentes. Las gatas que están en celo también pueden maullar mucho y fuerte. Hacen esto para atraer la atención de los machos cercanos. ¿Tu gata maúlla mucho porque está en celo? Entonces la mejor opción es esterilizarla. El celo puede volver cada 3 semanas.
     
  4. Tu gato maúlla mucho para llamar la atención
    Los gatos son realmente inteligentes; ¿obtuvieron comida o atención maullando? De este modo, rápidamente se dan cuenta de que maullar es beneficioso y el comportamiento persiste. Tu gato puede maullar por aburrimiento, para llamar tu atención o porque quiere jugar. Hay gatos que maúllan mucho por la noche. Para evitar esto, es aconsejable asegurarse de que tu gato haya jugado lo suficiente durante el día. Hazlo en el momento que tú elijas, no cuando el gato te lo pida. También asegúrate de cansar al gato un rato antes de irte a dormir dejándolo jugar y cazar mucho. Trata de ignorar el maullido, no reacciones (ni siquiera mirándolo o suspirando) y asegúrate de que otros miembros de la familia tampoco respondan. Presta atención cuando el gato esté tranquilo y se comporte bien.
     
  5. Tu gato está estresado
    Otra opción: tu gato maúlla mucho a causa del estrés. Los gatos son criaturas de hábitos. Si algo cambia en la casa, hay muebles nuevos por ejemplo, un bebé en la casa o una mudanza, esto puede confundir a tu gato y causarle estrés. Tu gato necesita tiempo para acostumbrarse a la nueva situación. Para ayudar con esto, puedes usar CatComfort para que tu gato se sienta más cómodo. CatComfort contiene una copia de la feromona facial del gato y tiene un efecto reconfortante.

¿Qué pasa si el maullido no para?

¿Tu gato maúlla mucho y no mejora después de un tiempo con los consejos anteriores? En ese caso consulta a un conductista. Esto puede sonar un poco «exagerado», pero no es mala idea. Es muy probable que puedan ayudarlo mejor gracias a su conocimiento y experiencia. Lo bueno es que también miran específicamente tu situación y, por lo tanto, pueden darte consejos muy específicos sobre lo que puedes hacer mejor para controlar todos esos maullidos.