Beaphar garrapata quitar gato

¿Cómo quitar una garrapata a tu gato?

A muchos gatos les gusta salir. Cuando tu gato camina entre arbustos o hierba alta en el jardín, una garrapata puede posarse sobre tu mascota. Existe el riesgo de contraer enfermedades por su picadura y por ello es importante quitar la garrapata. A continuación, puedes leer cómo hacerlo de manera segura.

¿Qué necesitas?

Para quitar una garrapata necesitarás:

Atención: No quites las garrapatas con alcohol, fuego o aceite. Existe una alta posibilidad de que la garrapata transfiera el contenido de su estómago a tu gato. Esto aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades.

Pasos para eliminar las garrapatas de tu gato

  • Asegúrate de que puedes ver bien la garrapata: aparta hacia un lado los pelos que haya alrededor de la garrapata.
  • Coloca las pinzas para garrapatas tipo boli u otras pinzas entre la piel y la garrapata. Cuando usas pinzas para garrapatas o similares, ten cuidado de no pellizcar la piel.
  • Tira lentamente hacia arriba aplicando una fuerza creciente para quitar la garrapata de tu gato. No retuerzas y comprueba si quedan partes de la garrapata en la piel.

 

Eliminación de la garrapata: tira de la garrapata hacia arriba
  • Elimina la garrapata: Utiliza una caja, botella o bolsa de la que la garrapata no pueda salir. Puedes enviar garrapatas para que las analicen o tirarlas a los desechos residuales.
     
  • Desinfecta la zona con alcohol o yodo.
     
  • Lávate las manos con agua y jabón.
     
  • Anota en qué parte del cuerpo y cuándo picó tu gato, o saca una foto.

 

Consejo: También puedes usar un spray inmovilizador. Esto congelará inmediatamente la garrapata. En la mayoría de los casos, la garrapata se desprenderá casi de inmediato. De lo contrario, puedes quitar fácilmente la garrapata muerta del gato con pinzas u otra herramienta. 

¿Cuál es la mejor manera de quitar la garrapata?

Hay diferentes tipos de productos disponibles para eliminar las garrapatas de los gatos. Estos se pueden dividir en 2 grupos.

Posiciona las pinzas para garrapatas tipo boli desde el lateral alrededor de la cabeza de la garrapata y luego tira lentamente hacia arriba. La ventaja de hacerlo así es que la posibilidad de que aprietes el cuerpo de la garrapata es mínima Las pinzas para garrapatas tipo boli tienen dos lados con diferentes tamaños que se adaptan bien a las garrapatas grandes y pequeñas.

El segundo grupo son las demás pinzas para garrapatas. Con estas agarrarás la garrapata entre ambas puntas de las pinzas y luego tirarás hacia arriba para quitar la garrapata

¿Qué pasa si la cabeza no se suelta cuando se quita la garrapata?

Si la cabeza de la garrapata todavía está enganchada al gato, el riesgo de transmisión de la enfermedad sigue presente. Prueba a quitarle la cabeza con las pinzas y si eso falla, consulta a un veterinario. Si solo quedan pequeñas partes del hocico, esto suele ser inofensivo. La piel del gato a menudo se irrita en el sitio de la picadura. Después de unos días, intenta quitar las últimas partes nuevamente con unas pinzas o una aguja.